La Serotonina

La Serotonina del cerebro podría explicar los cambios de humor estacionales.

Un mayor potencial de adherencia en el invierno podría esclarecer por qué la gente se siente deprimida cuando disminuye la intensidad del sol. Las fluctuaciones en la acción del transportador de serotonina, que ayuda a regular este neurotransmisor que afecta el estado de ánimo, podría ayudar a explicar el trastorno afectivo estacional y los cambios de humor relacionados, señalan los investigadores.

En los lugares donde el clima cambia por estaciones, las personas se sienten más felices y energéticas cuando los días son soleados y brillantes y más deprimidas y cansadas durante el oscuro invierno. Los científicos creen que esto está relacionado con las variaciones en los niveles de serotonina, un neurotransmisor que tiene que ver con la regulación de las funciones como el apareamiento, la alimentación, el equilibrio de la energía y el sueño.

En un estudio publicado en la edición de septiembre de la revista Archives of General Psychiatry, investigadores del Centro para la adicción y la salud mental y la Universidad de Toronto sometieron a 88 personas sanas a una tomografía por emisión de positrones (TEP) para evaluar la adhesión potencial de la serotonina, que indica la densidad del transportador de serotonina. Mientras mayor era el potencial de adhesión de la serotonina, menor cantidad de serotonina circulaba en el cerebro.

Para estudiar las fluctuaciones estacionales del potencial de adhesión de la serotonina, los investigadores agruparon la TEP según la estación en que se llevó a cabo el escáner, otoño e invierno o primavera y verano.

Los potenciales de adhesión de la serotonina fueron más elevados durante los meses de otoño e invierno que en primavera y verano, lo que indica que había menos serotonina en circulación por el cerebro durante los meses más oscuros y fríos del año. Los investigadores compararon sus hallazgos con los datos meteorológicos y hallaron mayores valores del potencial de adhesión de la serotonina cuando había menos horas de luz cada día.

Los investigadores señalaron que el alto potencial de adhesión de la serotonina en el invierno podría ayudar a explicar por qué las personas informan sobre un estado de ánimo bajo, falta de energía, fatiga, comer en exceso y más horas de sueño durante las estaciones más oscuras.

“Esto ofrece una posible explicación para la recurrencia regular de episodios depresivos en el otoño y el invierno en algunos individuos vulnerables”, escribieron los investigadores.

Artículo por HealthDay

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: