Archive for 24 noviembre 2008

El duelo

24 noviembre 2008

El duelo por la muerte de un ser querido puede volverse adictivo

Los recuerdos tristes activan las neuronas de los centros de recompensa del cerebro

dueloNo todo el mundo vive el duelo por la muerte de un ser querido de la misma forma. Mientras algunas personas lo superan con el paso del tiempo, para otras resulta imposible y se convierte en una sombra que los acompaña sin salida. Este último caso es el del llamado “duelo complicado”, un síndrome que, por primera vez, ha sido empíricamente demostrado gracias al registro de imágenes de la actividad cerebral de personas que lo padecen. Los resultados han demostrado que el “éxito” de este tipo de duelo para prolongarse en el tiempo se debe a que activa en el cerebro el circuito de recompensa de éste, convirtiéndose, por tanto, en una verdadera adicción. El descubrimiento podría ayudar a los psicólogos en su atención a los dolientes aquejados de duelo complicado.

Todas las personas experimentan el duelo por la muerte de un ser querido en algún momento de su vida, pero no todas reaccionan de la misma manera.

De hecho, para una considerable minoría resulta imposible seguir adelante e, incluso, años después de la muerte de su ser querido, cualquier recuerdo de su pérdida –como una foto- aún resulta demasiado doloroso.

Estas personas se encuentran en una situación conocida como “duelo complicado”, que se caracteriza por sensaciones como el dolor intenso continuo y demasiado prolongado en el tiempo, así como por actitudes que pueden irse agravando, como la somatización por identificación o los cambios radicales en los estilos de vida.

Por el contrario, la gente que supera su duelo pasa por un proceso de adaptación natural, normal y esperable ante la pérdida de un ser querido y, con el paso del tiempo, acaba sanando sus heridas.

Aquí puede ver el texto completo.

El Estrés (II): Cómo sobrellevarlo

3 noviembre 2008

Un poco de estrés es normal

El estrés puede ser bueno cuando ayuda a superar los retos. Puede ayudarle a enfrentar las amenazas y actuar rápidamente en caso de una emergencia.
El estrés también puede intensificar las destrezas y ayudarle a desempeñarse mejor. Pero demasiado estrés puede ser perjudicial.

Estos son algunos de los problemas que el estrés puede empeorar o incluso provocar:

  • Cansancio o agotamiento.
  • Poca concentración o mala memoria.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Dolor de cabeza, sudoración, nerviosismo.
  • Problemas para dormir o comer.
  • Calambres abdominales o náuseas.
  • Cambios anímicos, irritabilidad, impaciencia, mal genio e ira.
  • Ansiedad, preocupación, miedo y depresión.
  • Presión arterial alta, dolores en el pecho, enfermedad cardíaca, ataque al corazón, derrame cerebral.
  • Es normal sentirse extremadamente estresado en algunas ocasiones. Nadie lleva una vida libre de estrés. El reto es manejar el estrés para que no domine su vida.

    ¿Qué causa el estrés?
    Tanto las cosas grandes como las pequeñas cuentan.

  • Problemas normales de todos los días: las demoras para ir y volver del trabajo, problemas con la computadora, objetos perdidos, mal humor de otras personas.
  • Situaciones específicas: hablar en público, una entrevista de trabajo, una cita a ciegas, fechas límite del trabajo.
  • Eventos importantes: un casamiento, un divorcio, el nacimiento de un bebé, un nuevo empleo, una mudanza, una enfermedad grave, la muerte de un ser querido.
  • Otros problemas: problemas familiares, problemas de pareja, preocupaciones financieras, problemas laborales.  
  • Algo que le preocupa mucho al comienzo puede resultar menos estresante después.
  • 9 maneras saludables de sobrellevarlo
    Dar aunque sea uno de estos pasos puede ayudarle a manejar el estrés.

    1. Duerma lo suficiente.
    2. Manténgase físicamente activo.
    3. ¡Respire!
    4. Hable de lo que le preocupa.
    5. Escriba sobre lo que le preocupa.
    6. Trátese bien.
    7. Reserve tiempo para usted.
    8. Hágalo fácil.
    9. Tómelo con humor.

    Hay ayuda disponible: hable con su médico o con un profesional de salud mental si el estrés es demasiado para manejarlo.
    El asesoramiento puede ayudarle a manejar el estrés y a encontrar maneras de relajarse.

    Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York

    Puede ver el texto completo aquí

    Ver El Estrés (I)