Archive for 21 julio 2011

Según estudios realizados, el Alzheimer se puede prevenir en más de un 50% de los casos

21 julio 2011

iconos-alzheimer

Estos son los datos que salieron a la luz durante la International Conference on Alzheimer’s Disease en París, y publicados on line este martes en Lancet Neurology, que más de la mitad de los casos de Alzheimer se podrían evitar con cambios en el estilo de vida o mediante prevención y tratamiento de enfermedades crónicas según la investigadora en Salud Mental, Deborah Barnes, del San Francisco VVA Medical Center.

Los datos analizados en todo el mundo durante la investigación revelan que los principales de riesgo que pueden causar Alzheimer son bajo nivel de educación, tabaquismo, inactividad física, depresiones, hipertensión, diabetes, y obesidad en la mediana edad (de mayor a menor importancia).

De esto extraemos la esperanzadora conclusión de que dejar de fumar, hacer ejercicio o tratar a tiempo las depresiones pueden ayudarnos a evitar el Alzheimer, basándose en la suposición de que cambiar el factor de riesgo, cambia el riesgo en sí. Comprobar que esto es así es lo que hay que hacer ahora, para evitar que la cifra de enfermos de Alzheimer se vea triplicada en los próximos años como está previsto.

Fuente: Más de la mitad de los casos de Alzheimer se pueden prevenir

Una de las mayores causas de discapacidad en jóvenes y adolescentes es los trastornos mentales.

14 julio 2011

Depresión

Actualmente una de las causas mayoritarias de discapacidad en jóvenes y adolescentes, según estudios de la Organización Mundial de la Salud, son los trastornos mentales, de hecho un 45% de los afectados por ellas tienen edades comprendidas entre los 10 y los 14 años.

No obstante, aunque hay que ser precavido y observar cuidadosamente a nuestros hijos o familiares en esta etapa de su vida para detectar a tiempo los síntomas y también hay que contar con el consejo de profesionales antes de alarmarse, pues sin su ayuda podemos confundir una depresión pasajera con un trastorno real o pensar en enfermedad mental, cuando en realidad serían rasgos de personalidad.

Para diferenciar, por ejemplo, una depresión de una preocupación pasajera podemos evaluar si el adolescente tiene al menos 5 de los siguientes síntomas: tristeza, pérdida de interés o placer en las actividades, pérdida o aumento de peso, dificultad para dormir o sueño excesivo, falta de energía, falta de autoestima e ideas de muerte o de suicidio.

Pero hay que ser conscientes de que la adolescencia es una etapa de la vida compleja, en la que los jóvenes pueden sentirse estrés por causas lógicas como intentar agradar, obtener buenos resultados académicos o decidir sobre algo tan importante como su propio futuro. Solo cuando la preocupación avanza hacia la tristeza, la desesperación o la falta de voluntad, es cuando debemos empezar a tomar acciones preventivas con ayuda de psicólogos o psiquiatras, para evitar trastornos mentales que puedan llegar a ser graves.

Otros ejemplos de enfermedades mentales comunes en los adolescentes son los trastornos maniacodepresivos o bipolares, caracterizados por cambios bruscos en el estado de ánimo y que puede producir fracaso escolar, laboral, en las relaciones personales e incluso provocar tendencias suicidas.

En todo caso, estos trastornos no deben ser motivo de preocupación, puesto que se pueden tratar. En caso de detectarlo en las fases tempranas, puede ser suficiente únicamente con el asesoramiento adecuado, apoyando, comprendiendo, dando cariño y en fases más avanzadas se pueden erradicar con ayuda de profesionales.