Archive for 26 octubre 2011

La Fundación Real Zaragoza organizará un Congreso de Psicología pionero en el fútbol

26 octubre 2011

Los días 22, 23 y 24 de marzo se celebrará en Zaragoza el I Congreso de Psicología Aplicada al Futbol.

La Fundación Real Zaragoza y la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo de la Universidad de Zaragoza van a organizar el próximo mes de marzo un Congreso Internacional de Psicología Aplicada al Fútbol. El congreso reunirá en Zaragoza a los profesionales más reputados del sector, acompañados por entrenadores, futbolistas, médicos, fisioterapeutas, árbitros, gestores y profesionales de la comunicación, con el objetivo de debatir y mejorar su interacción profesional y abrir nuevos retos profesionales en este ámbito.

Tiene asimismo el objetivo de reflexionar sobre el papel de la psicología en este deporte, en un contexto en el que los profesionales de la psicología deben vencer resistencias hacia su trabajo, combatir los tópicos, denunciar el intrusismo profesional y proponer intervenciones que ayuden a mejorar el rendimiento deportivo y el desarrollo personal de los jugadores.

En el programa provisional se incluye el desarrollo de seis mesas de trabajo: El trabajo psicológico en el mundo del fútbol; Profesionales de la Psicología y Futbolistas; Psicólogos, Médicos y Fisioterapeutas; Psicología y Gestión Deportiva; Psicólogos, Entrenadores y Preparadores Físicos; y Psicología y Medios de Comunicación.

Entre los ponentes destaca la presencia de Caterina Gozzoli, psicóloga del AC Milán; Óscar Luis Celada, médico del Real Zaragoza y de la Selección Española de fútbol; Miguel Pardeza, director deportivo del Real Madrid; los componentes del cuerpo técnico de la primera plantilla del Real Zaragoza; o Ricardo de la Vega, psicólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid.

La información sobre las inscripciones, y los ponentes y asistentes al congreso se anunciarán próximamente.

Anuncios

Caminar: beneficio para la salud mental

26 octubre 2011

La vía hacia el bienestar comienza cuando se comprende la responsabilidad de cada cual con su salud.

Para lograr un equilibrio en nuestras vidas existen 4 puntos que convergen:

– Una alimentación sana y variada
– Relación balanceada entre actividad y descanso
– Comunicación armoniosa con los demás
– Práctica de ejercicio físico regular

De este último punto, la caminata puede ser una amena forma con la que beneficiarse de estos 4 puntos.

Entre esos beneficios se reconoce que combate la depresión, la tristeza y el estrés, ya que se siente más alegría y ganas de vivir, te sientes mas jovial, también mejora la coordinación en brazos y piernas y alivia la ansiedad.

También previene de enfermedades como el asma, la soriasis, la dermatitis, mejora los trastornos del sueño, regula la hipertensión, regula el sistema nervioso central, estabiliza los cambios de humor y fortalece la voluntad.

A su favor tienen menos riesgo de gota, inapetencia sexual y desarreglos menstruales, atenúan la ira, los celos, la venganza o la culpa y es una forma muy sencilla de combatir el sedentarismo, sobrepeso y obesidad.

Sugerencias al caminante
Para comenzar se recomienda andar a un paso normal y recorrer 500 metros, y cada lunes subir otros 100 metros, hasta llegar a caminar diariamente 3 kilometros, claro esta si queremos convertirlo en un deporte que es más que sano.

Calzado adecuado y comodo, se recomiendan calzado deportivo de corte bajo. La ropa que sea lo más fresca posible y más bien olgada. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son los horarios más adecuados para evitar insolaciones, deshidratación y otros daños de la piel.

Lo mejor que se puede hacer para caminar y pasarlo bien es buscar compañía para mantener la motivación, reforzar la voluntad y no estar solos en caso de fatigas extremas o desmayos.

Caminar puede ser, además de un excelente ejercicio, una manera sencilla de cambiar nuestros puntos de vista, sentirnos mejores y más comprometidos con el cuidado de nuestra salud y del entorno, pudiera convertirse en un método familiar para compartir juntos el tiempo libre, una vía para consolidar la unidad, y el respeto a la individualidad de cada miembro, no requiere de recursos materiales o económicos y está al alcance de todos.