Archive for 26 julio 2012

La industria americana investiga con 187 fármacos para enfermedades mentales

26 julio 2012
Según la patronal PhRMA, más de 60 millones de estadounidenses las padecen
Las compañías biofarmacéuticas radicadas en Estados Unidos investigan actualmente con un total de 187 moléculas que podrían convertirse en potenciales medicamentos para las enfermedades mentales, las cuales, según la PhRMA, afectan actualmente a más de 60 millones de estadounidenses.De ese total de medicamentos que están siendo estudiados bajo la supervisión de la FDA, 52 se dirigen al tratamiento de la depresión, 37 para la esquizofrenia y 26 para trastornos en los que aparece la ansiedad, según el informe que emitió la semana pasada la patronal de la industria americana.”Las enfermedades mentales no discriminan y pueden tener un profundo impacto en la vida de las personas“, señaló John Castellani, presidente de la patronal. Según él, “aparecen con formas diferentes e impactan en los pacientes de modo distinto, por lo que las compañías están haciendo verdaderos esfuerzos de investigación para desarrollar nuevas aproximaciones terapéuticas para ayudar a los pacientes a hacer frente a estas enfermedades“.

Entre los avances más destacados, que podrían llegar al mercado en los próximos años si los laboratorios culminan con éxito sus investigaciones, la PhRMA señala un tratamiento que podría servir para tratar varios síntomas asociados a la esquizofrenia, con disminución de los efectos secundarios. También se estudia un nuevo medicamento intranasal para la ansiedad que podría haber mostrado un efecto inmediato tras su administración y un tratamiento en primera línea para la depresión que toma del paciente sus propias células madre neuronales para proteger al sistema nervioso central contra el daño asociado a la exposición crónica al estrés. “Estos avances muestran el compromiso de la industria con la búsqueda de soluciones a estas enfermedades”, señaló la PhRMA.

Autor: Redacción de El Global
Fuente: www.elglobal.net

 
Anuncios

Anorexia y bulimia se curan del todo en el 50% de los casos y, en parte, en el 30%

16 julio 2012

Invitado por su colega estradense Eva García, el pediatra forcaricense de nacimiento y cerdedense de adopción José Luis Iglesias Diz presentó su libro sobre trastornos alimentarios en el marco de la Escola de Familia del departamento de Drogodependencias de la Consellería de Sanidade de A Estrada, que dirige Óscar Rancaño.

–Su libro sobre la anorexia y la bulimia en adolescentes y jóvenes se situla Un pozo moi fondo.

¿Cómo salir de ese pozo?

–En estos últimos 20 años he visto a muchos adolescentes que llegan cada vez con una edad más precoz –con menos de 15 años e incluso con 11 o 12

– con problemas de este tipo.

La anorexia no es algo de ahora pero se incrementó mucho desde los años 70.

La idea es tener un medio para que padres y educadores puedan reconocer si alguien puede padecer ese trastorno. Una vez en la enfermedad, la recuperación es lenta. Necesita un tratamiento mantenido durante mucho tiempo y multidisciplinar, en el que intervengan pediatras, nutricionistas, psicólogos, a veces psiquiatras…

La base principal es recuperar el peso para que sea normalizado. Cuanto mejor peso, más fácil será la intervención psicológica para cambiar actitudes y comportamientos después.

–¿Cómo se manifiestan la anorexia y la bulimia?

Leer el texto completo en nuestra sección de noticias

En estudios con peces cebra, aíslan un gen relacionado con el autismo, la esquizofrenia y la obesidad

10 julio 2012

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, han trasplantado un conjunto de genes humanos, a un pez cebra, utilizándolos posteriormente para identificar los genes responsables del tamaño de la cabeza, al nacer.
 
 El tamaño de la cabeza en los bebés humanos es una característica que se relaciona con el autismo, una condición que las cifras recientes han demostrado que es más común de lo que se pensaba, produciéndose en 1 de cada 88 niños. Por otro lado, el tamaño de la cabeza es también una característica de otros trastornos neurológicos importantes, como la esquizofrenia. El estudio ha sido publicado en la revista ‘Nature’.
 
 “En la investigación médica, necesitamos diseccionar los acontecimientos biológicos para entender con precisión los mecanismos que dan lugar a los rasgos del desarrollo neurológico”, afirma el autor principal, el doctor Nicolás Katsanis, quien añade que, “necesitamos científicos expertos que trabajen codo con codo con los médicos que observan este tipo de problemas anatómicos en los pacientes, con el fin de resolver con eficacia muchos problemas de salud”.
 
 Katsanis sabía que una región en el cromosoma 16 es uno de los mayores contribuyentes genéticos del autismo y la esquizofrenia y, durante una reunión médica, observó que los cambios dentro de esta misma región del genoma también se relacionan con cambios en el tamaño de la cabeza del recién nacido. Sin embargo, esta observación era difícil de abordar, debido a que la región contiene muchas deleciones y duplicaciones del ADN, comunes en los seres humanos.
 
 Leer noticia completa en nuestra sección de Actualidad