Archive for 29 agosto 2012

Trastorno Límite de la Personalidad. ¿Sabemos de qué estamos hablando? Cómo reconocerlo.

29 agosto 2012

El trastorno límite de la personalidad, es un trastorno dónde más pronto que tarde, los médicos de familia se verán necesariamente involucrados en las consecuencias de las conductas de estos pacientes. Son pacientes más demandantes de lo habitual, con consultas a veces extravagantes, con implicación y repercusión en el entorno familiar, que pone entre las cuerdas al más experimentado galeno.
Se suelen mostrar como víctimas y culpabilizan a los demás de sus desgracias.

De entrada son pacientes inestables tanto en emociones como en la forma de actuar, sin medir las consecuencias de sus actos, que pueden conllevar conductas de riesgo, por lo que generan mucha conflictividad en el entorno familiar, laboral y socio-sanitario.
Muchos de ellos se pueden etiquetar de pacientes difíciles, más si, a todo esto, añadimos otras comorbilidades asociadas que sufren.

La relación con los profesionales es muy complicada, tan pronto te ensalzan tus virtudes, como te cuestionan tu forma de trabajar, se muestran hostiles si no se les satisface sus demandas, y por su impulsividad descontrolada pueden estallar en la consulta y perder las formas, generando en nosotros mucho malestar e incertidumbre.

Como cualquier otro trastorno de la personalidad cumple una serie de requisitos fundamentales que en su día Quintero y cols, mencionaron y que comprenden entre otros: Rasgos muy arraigados e inflexibles, egosintónicos, que se mantienen durante mucho tiempo, tienen patrones de conducta muy desadaptativos, arrastran mucho sufrimiento personal tanto propio como de terceros, con mal funcionamiento personal en general.

El Trastorno Límite de Personalidad se caracteriza por un patrón general de inestabilidad en la regulación afectiva, control de impulsos, relaciones interpersonales y autoimagen, causando un grave deterioro funcional de los afectados, además de un elevado uso de los recursos de salud mental.

Leer texto completo del estudio en nuestra sección de noticias

Autores: Fortes Álvarez JL, Sánchez Cabezudo A, Antequera Iglesias J
Fuente: www.revistafml.es

Anuncios

La depresión es la tercera causa de discapacidad en Europa, según la OMS

22 agosto 2012

La depresión es un problema de salud muy frecuente
La depresión es la tercera causa de discapacidad en Europa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha señalado el presidente de la Sociedad Catalana de Psiquiatría y Salud Mental, el doctor Diego J. Palao Vidal, con motivo de la conferencia ¿Es posible un programa perfecto de la depresión en Cataluña?’.

Así, este experto ha reconocido que la depresión es un problema de salud muy frecuente, ya que, al año, una de cada diez personas que acude a la consulta del médico de familia lo hace por depresión.

Asimismo, esta enfermedad está estrechamente relacionada con la muerte por suicidio, que es “la segunda causa de mortalidad externa en jóvenes, por encima de los accidentes de tráfico”, ha insistido el presidente.

 Leer texto completo del artículo en nuestra sección de Noticias

Las personas con esquizofrenia tienen una esperanza de vida 20 años menor

22 agosto 2012

La esperanza de vida de las personas que sufren esquizofrenia es entre 10 y 20 años menor que la de la población general y el impacto de la enfermedad en la calidad de vida de los pacientes es enorme.

Así se puso de relieve en el primer Foro Internacional Nuevos Abordajes en el Tratamiento de la Esquizofrenia, una reunión que organizó el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) y que cuentó con el aval de la Sociedad Española de Psiquiatría y la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica.

Tal como notificaron desde la organziazación del evento; Las pérdidas económicas derivadas de la atención de los trastornos psicóticos son cuantiosos ya que, según estimaciones de la Unión Europea, en 2010 ocasionaron un gasto de 100 billones de euros.

No obstante, el desembolso económico no es comparable al estigma social de los pacientes y de sus familiares ni al temor constante de estos últimos al suicidio de la persona afectada -el riesgo es entre un 10 y un 15% más frecuente en ellos-.

Aunque entre un 60 y un 80% de los casos responden a un factor genético, estudios epidemiológicos recientes relacionan la enfermedad con causas ambientales, como el urbanismo, las exclusión social o la inmigración.

La edad media del diagnóstico se sitúa en los 25 años a pesar de que los síntomas suelen aparecer en la infancia o la adolescencia.
Hasta ahora, solo se dispone de fármacos eficaces para algunos síntomas como los delirios o las alucinaciones, pero no para otros importantes como la apatía, la asociabilidad o los problemas cognitivos.
 

Autor: EFE
Autor: www.laverdad.es